lunes, 8 de junio de 2009

PARA NO OLVIDAR

El sábado por la noche cené con las amigas..con esas con las que has crecido..y crees que véis la vida de parecida forma..porque has vivido un mismo tiempo..y salió el tema de que su niña de cinco años quiere jugar al fútbol..y que ella la va a llevar..se sacrificará..pero que vaya ideas..porque ella la llevó a ballet..pero la niña en un mes pidió que no más..pero claro..no es por ella..pero qué dirá la gente..los amiguitos del colegio..porque esto no es cosa de niñas..ein?
Esta entrada es para recordar a todas..a todos también..claro..pero a todas porque a veces flaco favor nos hacemos a nosotras mismas..cuando el cambio es solamente ficticio..sólo en apariencia..en este segundo siglo de los dos últimos que yo considero de auténticos avances sociales.
Para las que nacimos un poco más tarde y sólo podemos leerlo..para las que todavía lo recuerdan..

SI ERES MUJER Y..Puedes votar. Recibes igual salario al de un hombre por hacer el mismo trabajo. Fuiste a la universidad. Puedes solicitar cualquier empleo, sin vetos. Puedes recibir y brindar información sobre el control de la fertilidad sin ir a la cárcel por ello. Practicas un deporte profesional. Puedes usar pantalones sin ser excomulgada de tu iglesia o ser humillada en el pilón del pueblo. Puedes casarte sin perder tu apellido y sin que tus derechos civiles sean asimilados por tu esposo. Tienes derecho a rehusar tener relaciones sexuales con tu esposo. Tienes derecho a que tus registros médicos confidenciales no sean divulgados a los hombres de tu familia. Tienes derecho a leer los libros que desees sin supervisión de tu hermano o tutor. Puedes testificar sobre crímenes o daños que tu esposo haya cometido. Puedes obtener un préstamo, usando sólo tu nombre y tus antecedentes de crédito sin aval de marido o tutor. Se te permite testificar en tu propia defensa. Posees propiedades que son únicamente tuyas. Tienes derecho a tu propio salario aún si estás casada o hay un hombre en tu familia. Obtienes la custodia de tus hijas e hijos tras un divorcio. Sabes que si tu marido te pega podrás denunciarlo en comisaría y nadie te sermoneará sobre como ser mejor esposa y madre. Se te otorga un título después de ir a la universidad, en lugar de un certificado de haber completado los estudios. Y puedes amamantar a tu bebé discretamente en un lugar público y no ser arrestada por ello..AGRADÉCESELO A UNA FEMINISTA. Sin la lucha de muchas feministas que reclamaron estos derechos para ti, no podrías gozar de lo que hoy consideras normal. Mi propia madre no podría trabajar ni salir del país sin permiso de su marido o tutor, no podría disponer libremente del dinero de sus cuentas corrientes , pues su marido o tutor tenían derecho a intervenirlas, y no se habría podido separar -de haberlo deseado o necesitado- sin perder la custodia de sus hijos. Y, cuidadín, que no hablo de hace cien años, sino cuarenta.
Recuerda también que en tres cuartas partes del mundo las mujeres aún no gozan de estos derechos.
LUCÍA ETXEBARRÍA. YA NO SUFRO POR AMOR (nota 24).
Los cambios son siempre consecuencia de la lucha de muchas y muchos..la educación es fundamental para mantenerlos. Intentemos no retroceder en el camino de las libertades,ya hay suficientes sectores todavía con la marcha atrás dispuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario