jueves, 20 de agosto de 2009

EL CONFORMISMO Y LA RUTINA NUNCA FUERON NI NUNCA SERÁN DE COLOR ROJO




Indagando en poesía femenina me doy de bruces con esta poeta, mejor que poetisa, argentina. Con frases como la que da título a esta entrada y titulares como los que enarbolan determinados periódicos en días como hoy apetece mostrarla.
María García nació el 6 de abril del 1974 en Godoy Cruz, Mendoza. Empezó a escribir a los 16 años. No tiene estudios terciarios ni premios por su obra pero puede fumar con el pie. El libro "Un sexo, el sexo", se publicó en 2004.
UNA POESÍA:

Rojo
Semáforo en rojo: pare, peligro de choque. Rojos globos rojos. Rojo de la sangre salpicada en la pared y rojo de la pasión y de la desgracia. Rosas rojas.
Profundo carmesí de tus labios de puta, puta porque hacés lo que sentís, carmesí, colorado o rojo. Rojo sandía rota esparcido en las calles de Lima o Bogotá, rojo bombero que combate las llamas rojizas del fuego.
Rojo comunista, rojo socialista y rojinegro anarquista; martillos y yunques al rojo vivo de la fragua.
Sangre azul que es roja y sangre proletaria que también lo es, es roja y es sangre del color anarquista o comunista en los monoblocks de Buenos Aires o Glasgow.
La cruz roja sobre las heridas de un choque.
La lava se escurre por la ladera del volcán. Color grana a 1000 grados, o más. Los ojos rojos de tanto llorar, de mucho fumar o de poco dormir.
Cuando las mujeres se pintan los labios de color carmín no hay paz ni tregua. Carmín y colorete.
La Argentina limita al sur con el río Colorado, un río que no se ríe, sino que se pone rojo de vergüenza.
El conformismo y la rutina nunca fueron ni nunca serán de color rojo. Granadas de pulpa granate. Zona roja. Cuentas en rojo, boletín igual. Rojo sangre de toro herido o de hembra con su hemorragia.
Es un hecho...todo lo rojo...es peligroso.
UNA FRASE:

No hay nada como cuando amor rima con sexo, como dice Gelen, como saber, sentir y probar al mismo tiempo, como el erotismo dentro del amor, como dice Anaïs Nin, mi querida Anaïs. Lo demás son cuentos, algunos buenos, es verdad, pero cuentos al fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario