miércoles, 21 de octubre de 2009

CUANDO TODO VA BIEN..


El diez de octubre fue el día mundial de la salud mental..pocos días después..uno o dos..sale a la luz un suceso relacionada con una persona con un problema de este tipo que no me apetece ni mencionar..hoy otro parecido pero al revés..tampoco me apetece mencionarlo..está claro que me gusta poco hablar sobre el tema..el caso es que cuando enfermos de este tipo toman su medicación de la forma adecuada pueden hacer su vida relativamente normal..así que el entorno puede llegar a relajarse y olvidar en cierto modo..el fantasma duerme..pero un dia suena el teléfono y de repente el miedo al retroceso en el tiempo..la memoria que nos devuelve anteriores crisis..el recuerdo de por qué un día decidiste ubicar tu vida en otro lugar..la sensación de que desde que empezaron los brotes esa vida ha estado siempre condicionada por la suya..el sentimiento de culpa por haber dejado a otros con el peso..pero también la certeza de que no podrías aguantarlo de nuevo..de que no soportas la idea de volver a ver a un ser querido convertido en alguien a quien no conoces..la sensación de haber ido perdiendo la fuerza para afrontarlo en el camino..y una tendencia al catastrofismo pensando que soy una cobarde y no estoy ahí para ayudar..por suerte..ya pasó.
Los verdaderos héroes de algunas historias no son sólo los que consiguen superar el problema, sino los que lo sufren de la mano de éstos y ejercen de ayuda que no proporcionan las instituciones,médico, hospital, cuidado, comprensión y abrigo.

1 comentario:

  1. Tienes toda la razón, quizá los enfermos no son conscientes de ese proceso pero los cuidadores y familiares son los que más sufren porque a veces se sienten impotentes para ayudar...

    ResponderEliminar