miércoles, 7 de octubre de 2009

POETAS EN LOS BARES.

Entré en el "Rincón del arte nuevo" un martes por la noche, después de no sé cuántas cervecitas, bocatas de calamares y risas y no había entendido muy bien ni a quién iba a ver ni qué tipo de espectáculo, era un cantante, el nieto de algún famoso por ahí, aunque esto no debía convertirse en un prejuicio ni él lo ha usado nunca, y poco más..me senté en esos sillones rojos, apiñados alrededor del pequeño escenario y salió aquel chico de la melena riza y despeinada, con un vaso y una guitarra en la mano..se sentó en el taburete, se hizo el silencio poco a poco..sonó la música..la voz..y de repente..MAGIA..

Frank es un músico, un compositor, un artista que trabaja en los bares, un mago que hace que centres toda tu atención en sus letras y en su sonido y olvides el día vivido y la noche que todavía queda por delante..un tío fenomenal, como diría un amigo mío, al que en una de esas noches en que fui a verle pasado el tiempo, estaba sentado en la barra del rincón, tomándose algo, tocaba esa noche pero no había nadie en el local, me acerqué a él y le pregunté si iba a hacerlo, era muy tarde y suponía que por tan pocas personas no lo haría, yo me había llevado a un par de amigas para que le conociesen..¿venís por mí?preguntó..y dio un concierto para cuatro..aunque creo que luego llegó alguna persona más..el mismo concierto que si hubiese sido para mil..con la generosidad del que ama lo que hace..verle alguna vez..imprescindible

He soñado contigo
y con la libertad de bajarme a tu ombligo..
Nos vemos en nada, mini, se me empiezan a hacer largos los días.

2 comentarios:

  1. Qué buena noche ésa al calor de un buen bar, buena música y amigos..

    ResponderEliminar