jueves, 2 de septiembre de 2010

ANSIAS


Hubo un tiempo en el que las flores que me dejabas no existían
Las caricias dibujando mi espalda eran mentira
En el que los te quiero no actuaban sino como una parte más del atrezzo..
Hubo un tiempo en que el metro...alguna barra de bar..el descansillo de la escalera..fueron camas precipitadas
..

4 comentarios:

  1. Vaya, que post más bonito...has resumido con pocas palabras el enredo de una relación sin futuro...
    Un saludo maja y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. uhmm la nostalgia de lo que no fue... me gusta...

    ResponderEliminar
  3. ¡Camas precipitadas...! Hermosa manera de equivocarse. O tal vez no hubo error, Doña.

    ResponderEliminar
  4. Eso es..pero al menos había presente..fue lo que fue..buen finde.
    Y también fue lo que no fue..saludos, ico.
    No, don García..con el tiempo se da uno cuenta de que no fue error

    ResponderEliminar