jueves, 8 de septiembre de 2011

EN EL SILENCIO

crece el murmullo,
suena con rabia
en este silencio
últimamente tan espeso.

no,la mujer dependía totalmente de él..
si, pero ya sabes, los hijos van a lo suyo..
el verano lo pasaron por ahí, fueron a ver a los tíos y todo..

en los últimos días
me decía que cada vez estaba más harto de tanta mierda
y yo..¿qué coño pinto aquí¿?

martes, 6 de septiembre de 2011

SEPTIEMBRE AMARGO (IN MEMORIAM)

El otro día pensaba en que hacía ya un año que había dejado de escribir aquí.. creía que era por septiembre..pero parece que no..creía que la etapa había concluido..pero no..

Me quedé sola con él durante uno de los períodos en que se dividen las vacaciones estivales y descubrí a un buen hombre.. todos los días me hablaba de su familia..de su mujer y su hija..de su madre..de su perra..decía que vivía rodeado de mujeres que dominaban su vida..y que era lo único que le importaba..que a cada paso estaba más harto de todo lo que rodeaba a su ambiente laboral.. el afán en hurgar en conflictos tanto laborales como personales con los compañeros.. que los besos de su mujer eran lo mejor del día..que cada vez apreciaba más el momento de meterse en la cama cada noche..aunque sea para leer..decía..al lado de su mujer..
Esta noche no puedo dormir..de repente recuerdo por qué abrí el blog.. que sepas que siento que me he quedado un poco más sola..que me dá mucha pena..que hoy mismo hablábamos de nuestro descreimiento.. y que aún así espero..que estés muy cerca de esa costa que no conocías..mirando al mar desde esa casa..esperando..me ha encantado conocerte..mañana te echaré mucho de menos..

Canción amarga
En la cara lleva
tres años perdidos
y el frío de las seis de la mañana.
Van a partirte el corazón.
De pronto
la luz apagada,
los pasillos turbios,
la puerta que clava su ruido en la espalda.

Van a partirle el corazón.
Y arrastra
una cadena oscura
de pasiones heladas,
ese frío que cabe solamente
detrás de una palabra.

Y yo la veo caminar,
despacio,
perderse en lo que anda,
fugitiva tristeza que va y viene
de la sombra a la puerta de mi casa.

La luz artificial deja en la calle
el temblor silencioso
de tres barcas ancladas.

cuando ella cruza por mi lado siento
como un golpe de remos
y un murmullo de agua.

Luis García Montero. Las flores del frío(1991)