viernes, 12 de julio de 2013

QUE NADIE DUERMA



El clima y la ciudad acompañaban..los turistas recorren las calles con esa lentitud pasmosa de a quien no esperan ni espera a nadie..y nosotras nos mezclamos entre ellos como perfectas infiltradas..nos ofrecían en los portales esos trocitos de tarta minúsculos a cambio de que te lleves a la madre y flayers a destajo, quizás engañados por ese moreno incipiente que arranca desde el final de la falda a través de las piernas, acabando en las chanclas a que invita esta temperatura que nos abraza..después de un café de dos horas..de haber arreglado el mundo..anochecía y el aire se enfriaba, invitando a caminar en el sentido de las diferentes músicas que se escuchaban..a otro sitio, no..nos dijimos..y emprendimos el camino hacia la plaza, que se presentó ante nuestros ojos con la grandeza de siempre..había una tuna en los escalones, que amenizaba con sus clavelitos el baile inconexo de un grupo de japoneses y la exhibición delirante de una pareja de herejes que tumbados en el suelo parecía que hubiesen perdido la visión del resto del mundo..y..qué bien, no? Nos sentamos en un banco de piedra frente al antiguo hostal y mientras seguíamos contemplando aquella mayestática calma que nos acogía, comenzamos a oír a lo lejos una melodía que se mezclaba con una serie de tambores del Brasil que según parece celebraban su llegada a la ciudad..nos levantamos y nos dirigimos hacia la música..salimos de la plaza por uno de los laterales y vimos a lo lejos, en la callejuela contigua, un grupo de gente que se apelotonaba de tal manera que formaba un corrillo cerrado que impedía ver su interior..fuimos hacia él y nos situamos justo detrás, debajo de los soportales, había allí un pequeño escalón, ella se subió y me dijo..calla, cierra los ojos y escucha:

Mónica Naranjo. Nessun Dorma. Turandot (Giacomo Puccini)

2 comentarios:

  1. Abro mi escritorio de blogger con la intención de hacer un post sobre una entrevista que realicé, aun no me decido por las imagenes, aun debatiéndome entre sinónimos, visualizando inspiración...veo esta actualización, la misma que de palabra en palabra me arrastra, lo confieso, no lo he resistido, doy clic en "más" y sin darme cuenta me hallé sentada en el mismo banco de piedra, bajo el mismo sonido de tambores.

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla..gracias, Paulin, por volver..como yo.

    ResponderEliminar