domingo, 4 de agosto de 2013

LAS HORAS.

A las nueve, los ojos como platos, como a las ocho..a las nueve y cinco, ducha..a las nueve y media, suena el despertador..a las nueve treinta y uno, descafeinado y napolitana..a las diez, limpio sobre limpio..a las diez treinta, llamo, pero si la costilla se compró por ti..a las diez treinta y uno, no seas cabezota, vente, piénsalo y te llamo más tarde..a las once recuerdo el sábado..a las once treinta pienso en la llamada que tengo que hacer esta tarde..a las doce, llamo y me disculpo definitivamente..a las doce y tres, que mira que eres, que barbacoa y charleta, que no tienes que estar sola..a las doce treinta, bajo a pasear..a la una treinta, pongo la mesa..a las dos, recuerdo el sábado..a las tres, necesito un abrazo..a las tres y tres, pregunto si queda costilla para mi..a las tres y cuatro, vente ya, tonta..a las seis, llego..a las seis y cinco, tres abrazos..a las siete , por supuesto que esta bien que la llames..eso es lo que te pasa..a las ocho, dos abrazos más..a las nueve, mi madre descuelga al otro lado..a las diez, estoy muy cansada..a la una, de rodillas del salón hacia la cama..a la una y diez, necesito dormir con alguien..a la una y cuarto, ojos como platos..pero tranquila, con la compañía de nueve años que duerme a mi lado..a la una y dieciséis, le quito las gafas con que se ha quedado dormida..a la una y diecisiete me dan un beso..a la una y media..creo que sueño..

Depedro. Nubes de papel(2010). Mientras espero

No hay comentarios:

Publicar un comentario