sábado, 31 de agosto de 2013

TODOS LOS DÍAS A LA MERIENDA

La tarde era perfecta para aparecer en cualquier otro lugar..y así me encontraba yo..en mi toalla..derritiendo gafas de sol y escuchando al mar batir su espuma contra la orilla..habitaba yo en ese momento..creo..un sueño placentero..producto de mensajes inesperados..cuando de repente una vocecita me saco de mi recién estrenado confort..me giré sobre mi misma..me incorporé y eleve las gafas de sol..allí estaban los dos..ella tendría siete u ocho años..bañador azul..sonrisa cálida y dos olluelos igualitos a los de él..menudito..a diferencia de su hermana..aparentaba tres o cuatro años y llevaba un bañador de spiderman rebozado en arena..sentado como un indio y con los ojos abiertos de par en par..escuchaba atentamente, con una pelotita de plástico azul entre las manos y las piernas..si la metes aquí..decía ella señalando el primer agujero..te compraré un regalo..si la metes en éste..un segundo agujero..haré todo lo que quieras durante un mes..con el dedo índice apuntando hacia un tercer agujero, dijo..si aciertas en este, te daré un beso todos los días a la merienda..yo mire con mucha atención..mientras el pequeño sorteaba con su mirada los tres posibles premios..finalmente, se decidió..levantó la pelotita..y tiro con sumo cuidado hacia el tercer agujero..bien!!..pensé al verla entrar..claro..yo hubiese elegido el mismo..

2 comentarios:

  1. no saben nada los niños, aprenden tan rápido lo peor de nosotros, a manipular, a conseguir lo que quieren.. en fin.. juegos de niños o de adultos??
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Oye..y yo que no lo había visto así? sísísí..repetían algún patrón, quizás..beso, ico

    ResponderEliminar