martes, 29 de octubre de 2013

UN POCO DESPISTADA

El día de hoy era para pasear..la niebla de la mañana impedía ver la ciudad de una manera diáfana..parecían las siluetas dibujadas de los edificios, un ejército de informes nubes enormes..sonaba Enrique en el coche y yo pensaba en Alonso Quijano..el pobre hombre.. arremetiendo contra aquellos gigantes..tan similares..suponía..a las sombras que yo veía delante de mí..imbuida en este pensamiento..se me olvidaba que llegaba una hora tarde a trabajar..estoy últimamente un pelín despistada..giré a la izquierda en el último lugar que se me permitía para dirigirme al aparcamiento más cercano y volando..no sin antes olvidar la matrícula del coche y tener que desandar mi camino para poder sacar el ticket de aparcamiento..llegué a la oficina. Últimamente estoy un poco despistada..pasó la mañana por millones de llamadas telefónicas..el mismo muchacho que iba y venía con un problema de nómina que a punto estuvo de hacerme perder la paciencia y las ganas de hablar por teléfono con otras dependencias..dos mil quinientos papeles y archivos..tres mil correos electrónicos..dos reuniones y un desayuno que no lo fue..como digo..el día estaba para pasear.. al salir..la niebla había desaparecido..se convirtió en un sol brillante y un frío que se te clavaba en los huesos como sólo en este lugar de la geografía sabe hacerlo..o al menos, ese es el efecto que ejerce sobre mí..olía la tarde a castañas y podía presentir los magostos imaginarios en los parques cercanos..cogí aquella pequeña hoja amarilla sobre la mano..ya digo que últimamente estoy un poco despistada..recorrimos un trozo de la ciudad buscando un cartel de amélie..el frío cada vez era más intenso y el hombre del quiosco decía que aquella revista no se publicaría de nuevo hasta el ocho de noviembre..entonces, ella se compró la anterior..pensaba en alto, mirando la esquina un poco magullada de la carpeta que acompañaba a la revista infantil que le habían vendido, si debía llevársela así..yo pensé también..es la última, yo me la llevaría, le ponemos un poco de celo y para el uso, valdrá..luego me planteé si este pensamiento se podría aplicar a toda situación..y no, no se debería..subí mi foulard con dos vueltas desde la base del cuello hasta la barbilla..no puedo soportar el frío en esa zona..igual que en los pies..eran las seis y media y la jornada empezaba a ensombrecerse y a pedir un buen café..una vez saciada esta necesidad, nos despedimos hasta la semana siguiente..estableciendo día y hora..para que no se nos escape, que ya nos conocemos..que mi despiste es un poco más pronunciado que de costumbre...y seguí las miguitas que había dejado por la mañana.al apretar el mando, las luces del coche me mostraron su lugar..se percibía una especie de vaho en el ambiente..circulé despacio..no acertaba a ver si había gente en las bocas de los pasos de peatones..la calefacción impedía que el cristal se empañase..cuando salí de la zona verde..los edificios que esperaba reconocer se habían convertido de nuevo en sombras..esta vez más oscuras..los semáforos sólo eran luces colgando en el aire..abrí la ventanilla..el frío húmedo entró de golpe.. y empecé a pensar que sí..seguro..que estoy un poco despistada...que si me sentará bien tanta ida y venida..que sí...que acabaré mareada..y se me escapa una sonrisa..que suena enrique..y la noche me huele a magostos y castañas..

Enrquique Urquijo y Los Problemas. Enrique Urquijo y Los Problemas (1993). El primer cruce.

domingo, 20 de octubre de 2013

MEJOR NO CONTESTAR

14:03. Has llegado a casa?
15:06. Todavía no.
15:07. Ah, no, por si esta noche te apetecía un rato en el sofá

Y te preguntas en qué estarías pensando..por supuesto, hay cosas a las que es preferible no contestar.


Rafa Pons. Perdona, animal o cosa(2011). No te jode.

jueves, 17 de octubre de 2013

martes, 15 de octubre de 2013

EN EL AIRE

Tenía la sensación de estar en el aire..me llenó los bolsillos de sonrisas y las estaciones de contradicciones..había una cama enorme y ventanas a ninguna parte..empecé a fijarme en las señales de carril bici..nunca antes había reparado en ellas..me quedaba enredada en la forma en que daba vueltas con el dedo al mechón que caía por su frente cuando me hablaba seria..escuché a extremoduro, enrique urquijo y rafa pons..pasaba las horas después de cenar contándome anécdotas sin ningún tipo de conexión acerca de su jornada..pasaba las horas después de las horas llenándome la piel de explicaciones..había en casa un banquito donde dejaba siempre la ropa de mañana y una alfombra donde acababa la suya amontonada..hecha un ovillo..como ella al dormir..como sus rodillas al resbalar tras ellas..empecé a caminar mirando al frente..con la mirada clara para dar las gracias..para decir, no está bien hecho..tú no sabes decir no? me preguntó una vez..acabé por ensayarlo en los cristales de los portales..en los espejos de los baños..aprendí a decir no y a cogerme de su mano cuando parecía que fuese a soltarla..aprendí a no decir tanto cuando se espera demasiado..fue allí donde descubrimos que había bancos en los que se espera siempre..aprendí a no esperar cuando no quedaba espacio..y cuando el verano amanecía de nuevo..llegó con sus contradicciones..esta vez ya no cabíamos..éramos demasiados...y no esperé..pero con ella..durante un ciclo completo..con sus cuatro estaciones..estuve en el aire..

Rafa Pons. Mal te veo (2007). Un poco idiota



jueves, 10 de octubre de 2013

EL VERDE ES UN COLOR CÁLIDO


Cada otoño se cubre el patio de delante de casa de hojas..acostumbran a pasar por aquí unos señores, ataviados con un traje verde, con una máquina que expulsa aire a gran potencia y alborota las hojas secas, acabando por romperse muchas de ellas en el aire. Cada día ella pasaba por mi cocina para hacerse el café sólo, en su taza verde de shrek, que cambiaba de color cuando el calor del café entraba en contacto con ella..ponía a su lado, en la bandeja, una taza blanca y negra, de los beatles..llena de leche sola y una pequeña lechera con un poquito de café para colorear al gusto..tostadas recién hechas..mantequilla y mermelada de melocotón para ella..galletas napolitanas para mí..el pelo alborotado, los ojos a medio abrir, la mirada del guerrero cansado en la pelea que ganamos las dos..un yogur natural edulcorado..una azucarera de metal casi siempre carente de azúcar..y una nota que ponía: buenos días, con..sin desayuno..tigo. Cada noche paseo por el barrio antes de la cena..los días han ido disminuyendo..corre un aire frío que agradece abrigo para el cuello a esas horas..y busco lo perdido en el trayecto hacia la tienda de ultramarinos..compro una caja de galletas napolitanas..casi todas las noches..las organizo en el mueble de la cocina como puedo..y se pierden entre mis pies hojas secas a medio romper que se han desplazado por toda la calle.. así me asaltan las dudas..de si el tiempo que tan rápidamente ha cambiado el paisaje es el mismo que ha desplazado tu compañía..desde cuando no estás aquí..desde cuando estuviste..si es que has estado alguna vez..los hombres de verde cargan el camión y se despiden hasta mañana..yo tengo la nariz fría y la sensación de que el invierno será largo..

Supersubmarina. Santacruz(2012). De las dudas infinitas


martes, 1 de octubre de 2013

CIUDAD DE ÁNGELES

Dice un amigo que Madrid es una ciudad de ángeles..que sólo debes madrugar para encontrarlos a pie de calle..pero para verlos..tienes que esperarlos sin buscarlos..Jose es un madrileño que nació en el lugar equivocado..así lo dice él..yo no soy pucelano..soy madrileño..comentaba con una media sonrisa y los ojos fijos en su interlocutor, cada vez que alguien le decía que no era de allí..yo me reía, qué cachondo, pensaba..creyendo que se burlaba..él sabía perfectamente lo que decía..yo le entendí cada día que se sucedió posteriormente..a cada golpe de asfalto..de tropiezo en la escalera mecánica..de prisa sin urgencia..de aplauso en plena calle..de beso sin espectador..y supo quedarse..otros no acabamos el viaje..y a cada regreso..inevitable..como la mirada pícara que dibuja la cara de algún ángel de esos..muy pocos..que un día se cruzó en mi camino, al vernos de nuevo..es la ciudad en sí la que cobra vida..la que te rodea..que hace que cada calle sea la tuya..cada fachada podría serlo también..un banco en Martínez Campos..un árbol en Caramuel..un puesto de fruta en Santa Julia..cualquier lugar sin ni tan siquiera simbolismo..es ella misma..que te atrapa..y nosotros..los desterrados..sentimos la descompresión..el sabernos en casa..la sensación del camino interrumpido..la seguridad de que el punto de partida está esperando..para empezar de nuevo..mejor..
 
Joaquín Sabina. Nos sobran los motivos(2000) Yo me bajo en Atocha