domingo, 11 de enero de 2015

VERDE

Un año más tarde, el color de las paredes es verde, como su corazón..como los días con ella..ahora la casa tiene dos habitaciones en lugar de tres..y un baño..un año atrás ella pensaba que dos eran fundamentales..un año más tarde el dormitorio tiene menos metros, pero el mismo colchón y más ganas de emprender el viaje de cada noche en su espalda..un año después la ciudad es más pequeña, cuando yo creía que lo perfecto era una gran urbe..los comercios siguen cerrando los domingos y a mi me importa poco porque días como hoy sigo prefiriendo quedarme en casa..viéndola pelearse con las ollas de la cocina..enredarse en mil páginas buscando vete a saber qué..enfurruñándose porque nunca es el momento de darle al play para ver la peli..vestida con un forro polar, una bata y una mirada que me dice nada sutilmente que ya me había dicho que me acordaría de la calefacción central..un año después hemos sumado mis libros a sus pocas ganas de levantarlos para limpiar..sus cero a cien en un segundo  a mis frenos abs.. mis pros y sus contras y viceversa..y hemos descubierto que de todo lo que esperábamos, sólo una cosa era indispensable..y esa..esa..sigue siendo verde.


Funambulista. Fiera (2014)